Emili Rousaud has spoken out, after his demotion / PEP MORATA/PEP MORATA
Emili Rousaud habla después de su degradación / PEP MORATA/PEP MORATA

Escrito originalmente por Omar Hawwash, adaptado por Aina Canales

El vicepresidente institucional del Barcelona, Emili Rousaud, habló sobre la degradación impuesta hacia él por el presidente Josep Bartomeu y también habló sobre la entidad azulgrana.

El martes por la tarde, la situación en Barcelona empeoró, ya que diferentes medios en Cataluña revelaron que el presidente del club, Josep Bartomeu, habría pedido la dimisión de algunos miembros de la Junta Directiva.

Específicamente, los nombres en cuestión, según SPORT, son el vicepresidente institucional Emili Rousaud, quien había sido elegido como candidato de continuidad una vez terminada la presidencia de Bartomeu, el cuarto vicepresidente y tesorero del club, Enrique Tombas, y los miembros de la junta Silvio Elías y Josep Pont.

En su último año de presidencia, Bartomeu solicitó la dimisión de directivos dentro de la junta, ya que la situación BarçaGate a principios de este año había dañado su imagen y la del club.

Barcelona se asoció con I3 Ventures, una compañía que tenía páginas en diferentes redes sociales. Las páginas fueron usadas para hacer propaganda en contra de varios jugadores y leyendas del club, a lo que Bartomeu respondió que él nunca lo aprobó, y que la asociación se estableció con fines analíticos. Las asociación con la compañía se terminó después de lo mucho que se habló dentro y fuera del club.

Lionel Messi y los jugadores también expresaron su frustración con las “personas dentro del club” que los ponen en la mira, con respecto al recorte salarial que los jugadores tomaron para facilitar y ayudar al club con los salarios completos de los empleados no deportivos del club catalán.

La situación desestabilizó la posición de Josep Bartomeu, con varios miembros de la junta pidiendo su cabeza. Como resultado, el presidente del club optó por la remodelación de la junta en el que busca cambiar de directivos a unos que sean de su total confianza, de acuerdo a diferentes informes del martes en la noche desde España.

Este miércoles por la tarde, SER Catalunya publicó una entrevista con Emili Rousaud, donde habla sobre la llamada que le hizo Josep Bartomeu para relegarlo, y también donde habla sobre el escándalo de BarçaGate.

“[Josep] Bartomeu me llamó para decirme que quería hacer una remodelación de la junta y que tenía recelos con una serie de directivos, entre ellos yo. Había filtraciones a la prensa que molestaron a los jugadores y consideraba que yo había criticado el trabajo de los ejecutivos del club [respecto a esta situación],” dijo a SER Catalunya.

Rousaud respondió, diciéndole que habla con la prensa pero nunca con intención de dañar al club.

“Le dije a Bartomeu que yo hablo con la prensa pero no filtro. Sólo una vez filtré y advertí al club que lo haría. Nunca he criticado a los jugadores. Tengo la consciencia tranquila, y tengo la sensación de que esto está relacionado con la situación del BarçaGate,” explicó Rousaud a SER Catalunya.

El ahora ex vicepresidente institucional criticó las formas de Bartomeu.

“Me parece poco valiente de su parte [Bartomeu] hacer esto por teléfono y sin aviso previo,” así lo informó.

La verdad detrás de BarçaGate

Rousaud después habló sobre la situación de BarçaGate y explicó su versión del escándalo con I3 Ventures, revelando nueva información.

“Yo estoy en el comité de adjudicación y las facturas de esta empresa [I3Venture] se trocearon con el objetivo de saltarse los controles internos del club, eso es una realidad,” reveló Rousaud.

Debido a la jerarquía en el organigrama del club, el presidente no puede destituir al vicepresidente institucional — sólo degradarlo, ya que es oficialmente elegido. Rousaud, sin embargo, no tiene intenciones de dimitir. 

“Entiendo y respeto que el presidente busque otro perfil de directivo, pero podíamos haber esperado tres o cuatro semanas para hacerlo. Cuando una situación como estas pasa, no es momento para pensarlas — no [con el mundo] en completo confinamiento. Después de tantos años [trabajando juntos], él lo hace por medio de una llamada [para decirme que seré degradado]. No me han gustado las formas,” explicó.

Rousaud tenía planes de presentar su candidatura a la presidencia después de Bartomeu, pero no la presentó ya que `quería aclarar el panorama´.

“Yo no he llegado a presentar ninguna candidatura, porque quería aclarar el panorama. Una candidatura continuista de una junta que no tuviera credibilidad, no tiene sentido. Había mucho consenso en la Junta de que si había una candidatura continuaste, fuera yo. Me haría mucha ilusión porque soy muy del FC Barcelona”.

Masferrer todavía podría estar aconsejando a Bartomeu

Jaume Masferrer es otro nombre que suena bastante últimamente. El que es ahora ex asesor del presidente del club fue destituido después del escándalo BarçaGate. En cambio, el ex asesor ha estado en contacto con un miembro de la junta, para informarse sobre la relación interna, revela Rousaud.

“Bartomeu nos dijo que Masferrer estaba suspendido de empleo y sueldo después del ‘Barçagate’. No sé si está cobrando. Pero me sorprendió que un directivo ayer me dijera que Masferrer le llamó para preguntarle cosas… quizás está asesorando al presidente, no sé,” continuó Rousaud.

Tal como están las cosas, el tiempo de Josep Bartomeu en el cargo termina en 2021, después del cual no puede postularse de nuevo a la presidencia, por el momento. Se podrían convocar elecciones anticipadas si la cantidad de miembros en su contra es suficiente, aunque el cambio en el personal podría ayudar a inclinar las cosas a su favor.