Riqui Puig and Carles Aleñá during training with Barça's first team / MIGUEL RUÍZ FCB
Riqui Puig and Carles Aleñá during training with Barça’s first team / MIGUEL RUÍZ FCB

La apuesta del Barcelona en este inusual mercado de transferencias será a La Masía, por Carles Aleñá y Riqui Puig.

La pandemia por coronavirus deja muy tocado financieramente al Barcelona, ya que el presupuesto para fichajes ha cambiado drásticamente y el mercado de transferencias va a ser muy diferente. Dentro del club catalán no sólo hay dificultades económicas respecto a los fichajes pero también afecta mucho la alta masa salarial de la primera plantilla.

El Barcelona quiere poner solución y reforzarse de la mejor manera posible, pero dadas las condiciones es hora de mirar hacia la cantera y los mediocampistas elegidos para subir al primer equipo son Carles Aleñá y Riqui Puig.

Carles Aleñá estuvo cedido por seis meses en el Real Betis después de no contar en el equipo de Ernesto Valverde. Pese a que su cesión en Sevilla terminó a antes de lo esperado debido al parón por coronavirus, Aleñá dejó muy buenas sensaciones mientras vistió de verdiblanco y volvió a llamar la atención del Barcelona.

Por otro lado, Riqui Puig no ha salido de Barcelona desde su llegada en 2013 y ha brillado en cada categoría por la que ha pasado, pero sobretodo en el filial azulgrana, el Barça B, ha destacado hasta llamar la atención del primer equipo. Poco a poco ha tenido oportunidades pero la mejor todavía está por llegar.

De acuerdo al medio español, SPORT, los dos canteranos formarán parte del equipo de Quique Setién. Carles Aleñá y Riqui Puig serán parte del primer equipo para la próxima temporada.

Después de pasar toda su vida en el futbol base del club catalán y salir de La Masía, ha llegado el momento que siempre han esperado.