Jordi Calsamiglia, ex miembro de la Junta Directiva del FC Barcelona / FC BARCELONA
Jordi Calsamiglia, ex miembro de la Junta Directiva del FC Barcelona / FC BARCELONA

Escrito original de Omar Hawwash y adaptado por Aina Canales.

Como parte de los seis miembros que renunciaron a sus funciones en la Junta Directiva del Barça, Jordi Calsamiglia da a conocer su lado de la historia.

El Barcelona continúa siendo tema en toda la prensa. Emili Rousaud habló sobre BarçaGate mientras el presidente del club, Josep Bartomeu, le pidió que dimitiera, todo esto antes de que el mismo Rousaud presentara su dimisión en conjunto con otros cinco miembros de la Junta, este jueves.

Ya el viernes, Rousaud habló con los medios catalanes de noticias, SER Catalunya y RAC1 respectivamente, y dio su punto de vista acerca del escándalo BarçaGate.

Por otra parte, el club lanzó el viernes por la tarde un comunicado oficial distanciando los comentarios de Rousaud y amenazando con tomar acciones legales al respecto.

El mismo viernes más tarde, otro de los seis ex miembros de la Junta, habló, a través de una carta abierta hacia los miembros del club. En esta carta, Jordi Calsamiglia aclara los motivos detrás de su dimisión, así como dando a conocer su opinión acerca de la situación en la que el club se encuentra.

Después de dirigirse los socis del club, confirmó su dimisión.

“Hoy es un día muy triste para mí. He presentado mi dimisión como miembro de la Junta Directiva del FC Barcelona,” empezó Calsamiglia. 

“Ha sido una decisión difícil que tenía meditada desde hace mucho tiempo y que está fundamentada en motivos personales y por ciertas discrepancias con la forma de gestionar el Club,” continuó, antes de dar más detalles.

“Los últimos acontecimientos han precipitado mi decisión. Por motivos de oportunidad he decidido presentar [mi dimisión] de forma conjunta, como “un acto de unión” con los otros compañeros de la Junta Directiva que también decidieron dimitir, pero eso no quiere decir que todos compartimos los mismo motivos [detrás de nuestra renuncia],” explicó Calsamiglia.

“Después de escuchar y leer las declaraciones del Sr. Emili Rousaud en diferentes medios de comunicación, quiero expresar mi total discrepancia con sus acusaciones públicas que afectan la honestidad y credibilidad de la Junta Directiva del FC Barcelona y de todos y cada uno de sus miembros”, dijo.

El directivo no cree que ahora sea el momento para hacer acusaciones públicas, ya que la auditoría se está llevando a cabo a través de PwC.

“No es momento para hacer acusaciones públicas en relación a los hechos que están siendo objeto de una auditoría externa y que será presentada en el momento que corresponda, ante la Junta Directiva,” explicó.

Calsamiglia procedió a mandar palabras de ánimo a los miembros del club y sus aficionados.

“Estamos en momentos difíciles. Mis ex compañeros de la Junta y los ejecutivos del Club tienen que afrontar un reto mayúsculo. Me consta que se están esforzando mucho para minimizar los daños que la pandemia está provocando. Yo les doy mi apoyo y ánimo para seguir trabajando,” escribió.

“Es hora de caminar en la misma dirección: “tots units fem força” [juntos hacemos la fuerza]. Es verdad que yo no soy ejemplo de este eslogan, pero le pido a todo el barcelonismo, jugadores, empleados, directivos, ejecutivos, futuros candidatos, medios de comunicación … vean hacia adelante y hagan todo lo posible para conseguir el objetivo de volver al campo, donde nos quedamos antes de todo este enredo, y, después, tocará revisar lo que se ha hecho bien o mal, y, en todo caso, resolver lo que se tenga que resolver,” explicó, antes de dirigirse directo al presidente.

“La gente aprovecha el confinamiento para ordenar el armario, los cajones, los papeles… También es un buen momento para que el Presidente ordene el Club, las comisiones, designe ]nuevas personas en] nuevas comisiones [dentro de la Junta], y se vuelva a armar para afrontar este desafío,” escribió Calsamiglia, antes de desear ‘mucha suerte’.

Después de haber presenciado la dimisión conjunta de seis miembros, en definitiva hay discrepancias dentro de la Junta Directiva. Las dimisiones antes mencionadas pueden no ser la únicas que caigan en el escritorio de Bartomeu, ya que Rousaud añadió que ‘dos o tres’ miembros más dudan de su continuidad en la Junta Directiva del club.