Josep Vives, Barça's spokesman since 2015 / EFE
Josep Vives, portavoz del Barça desde 2015 / EFE

Este artículo fue escrito en colaboración con Omar Hawwash.

Josep Vives, el portavoz del Barça, ha dado a conocer la versión del club en la historia, después de la dimisión de seis directivos de la Junta, las múltiples entrevistas y el comunicado en la prensa.

Después de otro día caótico en Barcelona, en seguimiento a la dimisión conjunta de seis miembros de la junta, además de que Emili Rousaud y Jordi Calsamiglia ya han hablado, es ahora el portavoz del club, Josep Vives, quien se pronuncia en nombre del club, haciendo público su lado de la historia.

En una entrevista con SER Catalunya publicada el viernes por la noche, Vives se enfoca en los comentarios de Emili Rousaud, la dimisión en conjunto y la auditoría externa respecto a BarçaGate.

“El señor Rousaud falta a la verdad, para formular una acusación así, se deben tener indicios, y aquí no existe ninguna prueba. Ha dicho que podía tener alguna prueba, pues lo que tiene que hacer es presentarlas y demostrarlo, o irse de la Junta Directiva cuando vea que se producen estas prácticas, sino es una incoherencia [de acuerdo al juicio que emite sobre estas acciones],” explicó Vives.

“Si hay algo que distingue al Barça es que es un club profundamente democrático. Caben las discrepancias, es más, las discrepancias enriquecen. Ante una acusación de esta gravedad nos reservamos el derecho a tomar medidas legales,” el portavoz del club advirtió.

Uno de los seis nombres que formaron la dimisión conjunta fue el de la secretaria del club, Maria Teixidor, quien de acuerdo a Vives ‘tomó la decisión de dimitir [de la Junta] después de que [presidente del club] Bartomeu tomara la decisión de reestructurar la Junta Directiva’.

Vives procedió a abordar el tema de BarçaGate, del cual ya se lleva a cabo una auditoría por parte de la firma española, PwC.

“Especular sobre la auditoría que se está realizando [sobre Barçagate] es faltar a la verdad. Cuando se termine se tendrá una foto clara de lo que ha pasado aquí,” explicó el portavoz, antes de defender a la Junta.

“Es evidente que el ejercicio de solicitar una auditoría es una prueba de transparencia por parte de esta Junta Directiva,” añadió.

Los jugadores del Barcelona recientemente recibieron un recorte salarial de 70 porciento, para ayudar al club con los salarios completos de los empleados no deportivos de la entidad. Este porcentaje, según se reportó, fue considerado bajo para Emili Rousaud y varios miembros de la Junta. Vives, sin embargo, considera, que sucedan diferencias de opiniones es algo normal, aunque la opinión de la mayoría es la que debería tener más peso cuando se toma una decisión.

“El señor Rousaud ha contado que tanto él como parte de la Junta Directiva consideró que la reducción del salario [de los jugadores] en un 70% era baja. Hay opiniones distintas pero tiene que haber una mayoría,” explicó Vives a SER Catalunya.

Josep Vives fue elegido como portavoz del club en 2015 por Josep Bartomeu, después de haber sido presidente del equipo de baloncesto conocido como Bàsquet Manresa, estando por 13 años consecutivos a cargo de este equipo catalán de baloncesto.