Gerard Piqué durante el partido de Champions League ante el Bayern Munich. / MIGUEL RUIZ / FCBARCELONA

Gerard Piqué dio la cara por el equipo tras la humillantes derrota en escenarios europeo, a lo que Quique Setién y Josep Bartomeu se unieron.

Después de la humillación en cuartos de final de Champions League ante el Bayern Munich donde el Barça cayó 8 goles a 2, desde el campo, el banquillo y hasta el palco hablaron algunos de los responsables del Barcelona sobre la triste situación del club.

Por tercer año consecutivo el club catalán queda fuera de la Liga de Campeones tras un abultado resaltado y una decepcionante actuación, pero a diferencia de los años anteriores, esta vez parece que el Barça ha tocado fondo.

Al finalizar el partido, uno de los capitanes del equipo, Gerard Piqué dio la cara y habló con los medios de Movistar Liga de Campeones sobre las sensaciones, el equipo, como queda el club tras un golpe de esta magnitud y la inminente necesidad de resolución en el club a través de su autocrítica.

“Ha sido un partido horrible, una sensación nefasta, vergüenza es la palabra. No se puede competir así, no se puede ir por Europa así, ya no es la primera, ni la segunda, ni la tercera vez es muy duro y espero que sirva de algo.”

“Tenemos que reflexionar todos. Creo que el club necesita cambios. No hablo de entrenador, ni jugadores, no quiero señalar a nadie. Creo que estructuralmente el club necesita cambios de todo tipo.”

“Nadie es imprescindible. Soy el primero que me ofrezco si hay que venir sangre nueva y cambiar esta dinámica. Soy el primero en dejarlo porque ahora sí hemos tocado fondo.”

“Todos tenemos que reflexionar internamente y decidir qué es lo mejor para el club, para el Barcelona que es al final lo más importante.”

“En Europa no competimos y en la Liga ya no nos da. No se puede enmascarar más.”

“¿Fin de ciclo? No se como catalogarlo. Hemos tocado fondo y tiene que haber un cambio en todas las facetas, no solo jugadores. Ha llegado un punto en el cual no estamos yendo por el buen camino. Se demuestra en resultados, en campo en que llevamos años ya independientemente del entrenador, de los jugadores que juegan que en Europa no competimos, que en la Liga nos daba pero ya no nos da.”

 “Un equipo como el Barça que tiene que estar arriba ganando y compitiendo… es la cruda realidad. Hemos llegado a un punto que no hay más, no se puede enmascarar más algo que se ve, que se refleja en el campo y lo de hoy es algo inaceptable para un club como el FC Barcelona.”

Como máximo mandatario del club, el presidente, Josep Bartomeu habló al termino del partido y quedó señalado como responsable de la decadencia del club en los último años. Pese al ruido mediático que pide su dimisión, Bartomeu no se expresó al respecto de la elecciones ni su futuro en la entidad azulgrana.

“Vamos a tomar decisiones, algunas de ellas ya estaban tomadas antes de la Champions, otras las tomaremos ahora, y todas ellas las anunciaremos en las próximas semanas. Hoy no es día para explicar las decisiones, hoy es día para pedir perdón a los aficionados y socios del FC Barcelona porque no hemos sido el equipo y el club que tenemos que ser.”

“Es una noche muy dura, una derrota durísima. Hay que felicitar al Bayern porque han sido muy superiores y han merecido pasar, no como nosotros, que no hemos merecido pasar, no hemos estado a nuestro nivel ni a la altura de lo que debemos ser.”

“Tiene razón Piqué, ha sido un desastre y a partir de ahí hay que tomar decisiones. Hoy es un día para reflexionar y estar con mucha pena y a partir de mañana intentar levantar los ánimos de los culés de todo el mundo porque hoy estamos muy tristes.”

Por último, el entrenador Quique Setién, con su futuro en el aire y según Sky Sports ya sentenciado, también entrevistado por Movistar compartió su punto de vista sobre la difícil situación que atraviesan los catalanes.

“No voy a entrar en eso, porque sólo llevo seis u ocho meses aquí, pero cuando un jugador como Piqué, que lleva toda su vida en el Barcelona, hace una reflexión de estas, seguramente algo tendrá de cierto.”

“La derrota duele mucho, es necesario que el Barça recupere su identidad y seguramente habrá que cambiar cosas. Ahora hay una frustración enorme y sólo queda sacar conclusiones y tomar las decisiones que haya que tomar pensando en el futuro. El Barça es un club tan grande que esto hace mucho daño y seguro que algo habrá que cambiar.”

“Ahora todo está muy caliente como para pensar si voy a continuar o no. No depende de mí. Hay que tener una reflexión como corresponde, teniendo en cuenta la situación y la importancia que supone para el Barcelona esta derrota tan humillante y tan dolorosa. Me ha dolido esta derrota tan abultada de la manera que se ha producido. No solo me preocupa por mi futuro, porque ya sé la profesión que he elegido, sino por lo dolorosa que es para la afición y para el club.”

“Soy consciente de lo que supone una derrota de este calibre. Lo que ha pasado hay que analizarlo desde una perspectiva más amplia, pero la credibilidad de un entrenador cuando pasa esto disminuye. Pero no es lo que me importa ahora mismo, lo que me preocupa es encajar una derrota como esta por la dureza y contundencia del resultado y porque, salvo los primeros minutos, en los que hemos tenido nuestras ocasiones, nos han superado claramente por un gran equipo.”

“No hay un mensaje ahora mismo constructivo que pueda servir. Estamos todos tremendamente frustrados, nosotros como profesionales y la afición. Hay que encajar esta derrota y asimilarla, porque ya es inevitable. Hay que pensar que el futuro será mejor y que hay que mejorar esta imagen.”

“Es una derrota tremendamente dolorosa. Habíamos empezado bien, pero nos hemos visto desbordados por su efectividad. La contundencia del Bayern nos ha superado.”

Con la vista puesta en el agitado futuro inmediato del club, todo señala que se avecinan fuertes y necesitados cambios aunque sólo el tiempo lo dirá. La afición está cansada y el equipo, como dijo uno de sus capitanes, tocando fondo, se esperan tiempos de revolución en Barcelona.