You are here
Home > En Español >

Preocupación por las molestias inguinales de Dembélé

Ousmane Dembélé in action against SD Huesca / David Ramos / Getty Images Europe
Ousmane Dembélé in action against SD Huesca / David Ramos / Getty Images Europe
Ousmane Dembélé en el partido contra SD Huesca / David Ramos / Getty Images Europe

El diario catalán Sport ha adelantado la noticia de que Ousmane Dembélé posiblemente sufra de otra lesión muscular. El problema parece ser en la zona de la ingle, ya que aparentemente ha terminado los últimos dos partidos con molestias.

Los culés son muy conscientes de qué tan propenso es el extremo francés a lesionarse desde su llegada al club. Se ha perdido hasta 85 juegos debido a que las lesiones lo dejaron en la banca. De acuerdo con Transfermarkt, la mayoría de estas lesiones son recurrentes en los músculos isquiotibiales.

Parecía que el sol finalmente se había puesto en sus días de tener que hacer todo cuesta arriba. Ha logrado convencer a Koeman de que podría ser de gran utilidad para su equipo, respaldando sus actuaciones anotando 10 goles y sumando 4 asistencias en los 37 partidos que ha disputado.

Casi nadie pensó que algo malo pudiera estar asomando detrás del horizonte. Sin embargo, las noticias recientes demuestran lo contrario. Al parecer, el malestar ha sido cuestión de unas semanas y no es algo reciente. El paro internacional solo lo empeoró.

El equipo médico del FC Barcelona ha apostado por un tratamiento conservador por el momento. El atacante también está trabajando con su entrenador personal Salah Ghaidi para superar las molestias.

El hecho de que el dolor aparentemente no esté aumentando es la única nota positiva sobre su situación actual. Por otro lado, es preocupante que el dolor tampoco parezca ceder. Dembélé entiende que esta es la parte más importante de la temporada, por lo que no puede tomarse el tiempo libre para descansar. La incomodidad no le ha impedido estar a disposición de Koeman.

Aunque existe preocupación en los círculos del club sobre a dónde podría conducir esto, no se tomarán medidas drásticas por el momento. El jugador está decidido a recuperar su forma óptima y ayudar a sus compañeros. No obstante, tomarse un tiempo libre probablemente lo beneficiaría más. La situación será monitoreada semanalmente por los médicos del club, para que nada se salga de control.

Top